De lentes y otras hierbas


perro-lentes
Fuente de la fotografía

Al paso que voy ya no necesitaré lentes, necesitaré un telescopio. Hace ya muchas lunas con sus soles, conocí a través de mi trabajo a un optometrista que trabajaba para la NASA. Su labor allá era la de chequear la vista de los candidatos para astronautas.

Trabajé una semana a su lado como intérprete, en un viaje que él y un equipo de médicos voluntarios extranjeros hicieron al interior de Guatemala, a una de las regiones más pobres y olvidadas del país. Al terminar su trabajo, y después de estar en acción realizando cientos de consultas gratuitas a mis paisanos menos afortunados, me dijo:

—¿Puedo examinarte la vista?

Nunca en mi vida lo habían hecho porque nunca tuve necesidad, mi vista era perfecta, al menos eso creía. Pero tal oferta no podía despreciarla, y no me iría sin aprovecharla, así que acepte. Paso siguiente me realizó un par de exámenes, uno con un aparato muy especial, y otro sin su ayuda.

—20/20, tu vista está muy bien. Me dijo.

Yo no cabía de la emoción, lo sabía tenía vista de Halcón. Pero cuando apenas había empezado a celebrar victoria, él agregó:

—Pero dentro de un par de años exactos, tu visión empezará a ser defectuosa.

Con toda cortesía asumí aquella desfavorable predicción, y di por finalizado el primer examen de la vista que me hicieron. La profecía se cumplió. Una serie de eventos inesperados, entre los que debo contar un serio accidente, mudarme de una ciudad a otra y perder el empleo un par de veces, me lazó a echarme a la mar como diseñador gráfico autodidacta, algo que me faltaba hacer y que iba bien con mi afición al arte. Con lo que no había contado, es que en esta profesión se está muchas horas al día frente al monitor, lo que colaboró para que se me desgastara aún más rápido la visión, hasta que empecé a ver las cosas borrosas. Así que un día como hoy, hace ya algunas primaveras me acerqué a la óptica más cercana y con dolor en mi corazón y el orgullo lastimado, me tuve que olvidar de mi nombre nativo, Halcón de la pradera y me puse a buscar otro que ahora me quedara mejor.

Anuncios
De lentes y otras hierbas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s