Una lección de arte


El viejo maestro de pintura caminaba apresurado por el pasillo oscuro de la Academia de Artes, buscaba una sala libre para instalarse, detrás de él sus alumnos le seguían rezagados.  Era un grupo de noveles entusiastas de reciente ingreso y con ansias de aprender. Por fin aquel tutor encontró un salón disponible, el último.  Instalo el bastidor y de un morral que colgaba bajo su brazo, saco unos lápices  y un libro de apuntes.  Alcanzó una silla y se sentó a esperar. Dos minutos más tarde, el aula estaba llena.

Enseguida notó que los alumnos estaban inquietos,  murmuraban entre sí y parecían no estar interesados en la clase.  Así que decidió averiguar qué sucedía. —Buenas tardes.  ¿Están todos aquí o aún no han salido de la clase anterior? —Maestro, en la clase de Historia del Arte nos mostraron algunas diapositivas de un pintor que para la mayoría de nosotros no tiene nada de artista,  y es por eso que discutimos, respondió inmediatamente uno de ellos.

Genial, pensó dentro de sí el maestro y esbozó una sonrisa que no pudo ocultar.  El viejo guía era un amante de las controversias, así que decidió tomar parte en el asunto y les cuestionó:

— ¿De quién les enseñó el maestro? —De Pollock respondieron.  Él volvió a sonreír y les dijo: —Mejor guarden sus lápices.  Y agregó, —Hoy hablaremos brevemente del arte conceptual.

Guardo silencio, suspiró y determinado continuó diciéndoles: —El problema no radica en el arte si es o no debe ser, sino en el observador.  Radica también en aquellos que dicen tener la última palabra, los dueños de las galerías, los encargados de los museos y algunos críticos. Ellos piensan que cualquier producto de la expresión humana es arte.  Antes de continuar quiero decirles que no comparto tal afirmación, para mí no todas las expresiones humanas lo son o dan como resultado una obra de arte.  Durante toda mi vida he querido comprender tales razonamientos, pero mi amor por lo estético y verdaderamente expresivo me lo impide.  Amo que el arte evolucione, pero no a través de la mediocridad.

A este punto todos los alumnos ponían mucha atención, ya que él se expresaba con autoridad poniendo además pasión en sus palabras.  Pero muy a pesar de todos terminó ahí sus comentarios. Acto seguido caminó con un lápiz en la mano hacia la puerta del aula, vio hacia el área de los baños, volteo hacia los presentes y declaró: —Vean y sean testigos.   Se agachó como pudo y con el lápiz en la mano empezó a trazar una línea en el piso.  Diez metros más adelante se detuvo. Enderezándose tomo aire y dijo: –Después de esto, según los que apoyan el arte conceptual soy todo un artista.

Anuncios
Una lección de arte

19 comentarios en “Una lección de arte

    1. Gracias Juan por leer La Pluma, con éste son ya 100 posts! Siempre es bienvenido tu comentario. Definitivamente es un asunto de criterios y gustos, el mío es el de la historia. Francamente no concibo cualquier expresión como una obra de arte, digamos que sí como una muestra de talento; y es allí donde comparás por ejemplo: El talento vertido en la Monalisa o el talento vertido sobre un “cuadro” de Pollock. Ambos tienen su público, pero difieren en la estética y en la maestría….una enormidad.

  1. Yo no sé fijate vos, todavía no logro definir con exactitud qué es arte y qué no lo es.
    Para mí, el arte no depende necesariamente de una maestría en la técnica. Hay gente que se pasa muchos años refinando la técnica y nunca encuentran una voz propia. En lo personal, yo prefiero que un artista logre expresar lo que tiene que decir con una voz propia. Me pasa lo mismo con la música. No soy muy fan de los músicos virtuosos porque siento que por dedicar tanto tiempo a perfeccionar la técnica, sacrifican el mensaje, por asi decirlo. Sólo verdaderos genios como Da Vinci logran perfeccionar la técnica Y la creatividad (y aun asi dijo “He ofendido a Dios y a la humanidad porque mi trabajo no tuvo la calidad que debía haber tenido”).

    Entre el arte de Pollock y el arte de Da Vinci hay años luz de diferencia, en la técnica, en la dedicación, en el genio. Jamás pretendería ponerlos a la misma altura, pero para mí, los dos se merecen el título de artistas.
    Creo que más allá de la técnica y el dominio de las herramientas, el arte es eso que está detrás, debajo de la superficie, es algo se siente.
    Creo que el arte no le debe nada al espectador, no tiene por qué tener un significado profundo, no tiene por qué aportar algo a la sociedad. Con genios como Da Vinci lo hace, pero no creo que sea su función. Creo en el arte como una necesidad del autor para consigo mismo, hasta cierto punto egoísta. Por ejemplo, a mí me encanta la obra “La Fuente” de Marcel Duchamp. ¿Arte o no arte?

    1. Quisiera ver el mundo brillar de una forma diferente y ver las cosas con los ojos de aquellos que en todo ven armonía. El ejemplo de Da Vinci vrs. Pollock, dista de ser justo, es mucho esperar que la tecnica del maestro italiano se compare con los accidentes controlados de Pollock. Pero existen infinidad de comparaciones más justas, digamos Dubufett vrs. Pollock, y aún así encontraríamos años luz de diferencia.
      El asunto es más bien el siguiente: ¿Si todos somos artistas ya que al expresarnos nos convertimos en ello, entonces que es el arte tal como lo conocemos? No pretendo ser un crítico de lo que otros hacen, solo doy mi opinión de lo que me gusta o no y que lo que en mi sincera opinion es arte.
      Durante muchos años he visto como el mundo “evoluciona”. Es difícil asimilar que un poco de tierra en el suelo, un ladrillo sobre el agua o unas ramas colocadas en la esquina de un museo se conviertan en objetos admirados e hiper cotizados. Pero de algo estoy muy seguro, cada quien tiene su propia respuesta para la pregunta ¿Qué es el arte?. En mi post publique la mía. Gracias por comentar.

    1. Definitivamente es un tema controversial. Sin ánimo de molestar a nadie, solo deseo dar mi punto de vista. Se que no destruiré ninguna carrera que empieza y que Pollock seguirá hipercotizandose. Creo que lo que falta es voces que pongan todo en su lugar y gente con talento que esten dispuestas a invertir su tiempo en perfeccionar sus dones. Eso es válido para todas las cosas, no solo el arte.
      He visto el enlace…uf….! Lo positivo que veo es la libertad que le estan brindando al pequeño de la primer foto…lo único que espero es que ya siendo adulto, haya perfeccinado su técnica y ya no eche a perder más televisiones. Gracias por tu aporte Marvin. Se aprecia tu comentario. Ahora seguimos con el 101.

  2. Luis Samayoa dijo:

    ¡Felicitaciones por tu trabajo! Y gracias por la lección de arte…
    Más allá de la definición de arte de la Real Academia, lo comercial, lo objetivo y lo subjetivo, el sentido común frente al buen sentido, y por supuesto superando el solipsismo; te propongo mi punto de vista: Arte es la comunicación o comprensión de una persona a través de la manifestación abstracta o concreta con otra y encontrar resonancias y similitudes en lo sentimental o puramente estético ya sea en el mismo espacio-tiempo o a posteriori.

    1. Amigo…que bueno verte por acá comentando. Pues que puedo decir…? 1. El post número 100 ha cumplido su cometido, el de no pasar inadvertido. 2. Tengo una vieja escuela metida acá en la cabeza con esto del arte. Y es que a mi me tocó aprender solo muchas cosas y llevarlas al mejor nivel quizás no de perfección pero sí de utilidad, y ahora que veo que algunos abusan de las circunstancias y promueven como arte trivialidades me siento incomodo. 3. Gracias por tu claro concepto del arte. 4. No voy contra la evolución del arte en sí, como lo que sucedió en su tiempo con el cubismo o mucho antes con el impresionímso. Pero como dijo en una entrevista Raúl Anguiano: “Picasso y Miró podrían hacer una obra de arte a partir de una chatarra, eso porque se iniciaron con el lápiz. Otros como Pollock no”. http://sepiensa.org.mx/contenidos/anguiano/angu2.htm

  3. David Arredondo dijo:

    En esa cadena que incluye a las galerías de arte, los agentes de arte, los comisionistas hay un eslabón que al final determina y descubre el verdadero significado y valor de cada pintura, cada pieza de arte. Me refiero al cliente final, al conocedor, al coleccionista quien un día descubre en medio de un montón de imágenes conceptuales, algo que por fin vale la pena. Alguien al fin ha comprendido la intención del artista y entonces sucede: un lienzo, un boceto, un trazo deja de ser meramente un concepto para convertirse en una obra maestra.

    1. Esta “Lección de arte” me esta llevando por veredas que no consentía ir alguna vez. Estoy descubriendo mucho acerca del arte y los diferentes puntos de vista que todos tenemos. Me da gusto tener comentarios del calibre que este post ha logrado tener, y es que en definitiva algo que si he aprendido con este artículo es que todos tenemos un concepto diferente en cuanto al arte, diferente porque así debe ser…que aburrido por lo tanto sería este mundo si todos pensaramos igual. Gracias David por tu comentario. Siempre sos bienvenido.

  4. Hay algo que el arte no puede dejar atrás, y esto es la belleza. Como el espejo y el reflejo. Porque el arte mueve, da fruto, sublima; es un goce para el alma: un goce puramente estético. Es así que el arte obra en dos partes, independientes pero complementarias: por él mismo, como la creación que consiente al autor, y por su efecto: lo que conmueve al espectador. Bien dijera Poe que el arte es “lo que perciben los sentidos a través del alma”. No hay arte si no hay conmoción de alma, si no es el alma quien decide llamarlo “arte” porque lo considere como tal.

    ¿Cuán distorsionada debe de ser el alma de una persona para concebir un desastre como arte? No lo sé. Lo que sí sé es que, indiscutiblemente, viene a ser ‘su’ arte y no ‘el’ arte.

    1. Me gustaría, y siempre te lo he dicho, que me gustaría expresarme como vos lo hacés. Tan claro y a la vez tan conciente de lo que comentás. Esa última pregunta acerca de cuan distorsionada debe estar el alma para concebir un desastre como arte es básica para entender lo que tratamos de decir a través de este post. Y que tan claro eso de … viene a ser “su arte” y no “el” arte. Gracias Esteban, me entusiasma tu participación en este proyecto, y es que en esta “Lección de Arte” todos aprendemos.

  5. Está claro que el tema es bastante complejo. Si lo vemos desde un punto de vista meramente estético o técnico, cualquiera de nosotros podría argumentar lo siguiente: “denme 20 botes de pintura de colores diferentes, brochas, palos, una sábana enorme tirada sobre el suelo en un espacio grande; déjenme ahi por una hora y cuando vuelvan encontrarán un Pollock.” Es más, a lo mejor podríamos reemplazar a la persona por un chimpance, y el resultado no sería muy distinto. Pero creo que no es ese el punto. El punto es que él encontró en esa técnica la mejor manera de expresarse. Estoy seguro de que cuando hacía sus obras se perdía en ellas. Sigo pensando que la función principal del arte es la expresión del artista. Que la aprobación o el disfrute del espectador es secundario.

    Ojo, Pollock a mí ni me gusta ni me disgusta, creo que tenía poco talento para pintar y dibujar; jamás lo compararía con Vermeer, Klee, Picasso, Durero, Van Gogh, Matisse, Kandinsky… Pero no descarto su arte como tal.
    Parte de la obra de Mondrian, van Doesburg, Malevich, de Kooning, Hans Hofmann, Barnett Newman, es de un estilo muy simple, algunas de un estilo bastante “feo”. ¿Dejan de ser arte por esto?

    Ojo número dos, no creo que como todos tienen algo que expresar, todos son artistas. El artista es el que inventa una forma de expresarse, simplemente porque no le queda otra opción, porque lo que expresa no lo puede hacer con el lenguaje, o con los medios existentes.

    Y vuelvo a poner de ejemplo “La fuente” de Marcel Duchamp. Es un urinal puesto de cabeza y firmando R. Mutt. También es una de mis obras de arte favoritas.

    1. Lo de la fuente de Duchamp, desde mi punto de vista no es una demostración artística sino una protesta, lo que quedó claro con su involucramiento con los dadaístas. Algo así como decir, bueno dejo de expresarme como artista si le siguen poniendo normas y estándares de calidad a mi trabajo. Digamos que en lugar de hacer una pinta en la pared de un edificio público, Duchamp colocó un objeto para ese entonces repulsivo y así demostrar su negativa a regirse por estándares de trabajo. Pero los astutos comerciantes de su época vieron otra oportunidad más de hacer la plata y allí empezó la leyenda. Leyenda que sigue viva.
      En todo caso el crédito de la fuente como obra de arte no debería ser para el francés, sino para el fabricante de sanitarios y su departamento de diseño. Es una lástima seguir considerando a Duchamp a través de “La Fuente” cuando es obvio que cuenta con mucho más antes y después de esa travesura.

  6. sebastian vargas dijo:

    Felicitaciones por el post 100 y que buen tema para tocar. Me tomé el trabajo de leer todos los comentarios y no puedo dejar mi opinión dado que considero que todos llevamos arte en nuestra vida. El arte es simplemente vivir la vida de una forma, soñando, creándo, compartiendo y dejándole un mensaje a la gente. No me refiero a un cuadro unicamente. Hay musica, cine, pintura, fotografia, poesía, teatro, muchas formas de hacer arte. Cada cual puede tomar las que considere necesarias pero que sería de la gente si un poco de arte.
    Saludos

    1. Faltabas acá Sebastián, gracias por comentar. Definitivamente todos los seres humanos llevamos arte por dentro. El asunto que intente compartir con este post fue que algunos personajes que no tienen nada que ver con la expresión artística en sí, sino con la distribución y comercialización de los mísmos han llevado al arte conceptual a un sitial de suma importancia dentro de la sociedad y el arte formal ha pasado a un segundo plano. Ese pensamiento propio lo compartí a través de una historia y utilizando la plástica y no otras expresiones artísticas, pero igual pudo haber sido cine, danza, escultura, etc.
      Imaginá y se que puede pasar que los distribuidores o comercializadores del cine hicieran lo mísmo, todo por la plata. Yo he visto ya muchas películas regulares que alcanzan existos taquilleros, pero sacrificando una buena actuación, una buena fotografía,etc.
      Es como si quisiera decir, todos nos podemos expresar pero ya basta de decir que cada vez que lo hacemos es arte.
      Ya le tocará al cine un post como este. Un fuerte abrazo Sebastián….desde la lluviosa Guatemala.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s