ESTÁS DONDE TU QUIERES…


Dónde te miras en cinco años? o tal vez te suene mejor ¿Cómo te gustaría vivir dentro de mil ochocientos veinticinco días? Para algunos un año puede significar una eternidad, no digamos cinco. Pero cuando hablamos de días esto cobra una connotación totalmente diferente sobre todo cuando se trata de nuestro futuro, de nuestro bienestar, de nuestro destino. Si tu tienes treinta años ya habrás vivido seis periodos de cinco años es decir que has vivido diez mil novecientos cincuenta días. ¿Cómo vives hoy y cómo quisieras vivir dentro de cinco años? y el resto de tus días? o el resto de tus horas como quieras verlo.

Lo importante es tener una visión, un cuadro, una imagen detallada del sitio, el entorno o el estilo de vida que esperas tener y disfrutar para entonces. La falta de estos elementos puede significar la diferencia entre la realización y la frustración, entre el éxito y el fracaso. Una persona sin visión es como un barco sin brújula en medio del vasto océano. Una persona sin propósito, no vive, sobrevive, se muere lentamente, un poco cada día, un poco cada hora.

Hablamos de cómo quisiéramos que fuera nuestra vejez pero no hacemos nada al respecto. La gente sueña con un plan de retiro al estilo Hawai pero no tiene ni la más mínima idea de cómo alcanzarlo, entonces llega la edad del retiro y el resto es historia.

La visión no es sino el reflejo de nuestros principios y valores. Un padre amoroso y responsable se verá jugando con sus nietos en su casa de campo, un estudiante destacado se verá como un profesional exitoso en el mundo de los negocios, el ministro de Dios visualiza un hermoso y gigantesco templo y el deportista por supuesto, recibiendo la medalla de oro.

Uno de los problemas más comunes que encuentro en la persecución de los sueños es la falta de noción del tiempo. Le restamos la importancia y el valor a las fracciones de tiempo, a los minutos y a las horas, después de todo puedo empezar el lunes, o la otra semana o el próximo año. Esto tomando en cuenta que de los siguientes cinco años pasaremos durmiendo 14,600 horas lo que suma 608 días inactivos. No te sientas mal, todos lo hacemos, es parte de nuestra naturaleza y debemos descansar. En los próximos cinco años utilizaras más de 380 días para comer, bañarte, ver televisión, leer un libro o ir al cine. El problema es como utilizamos el tiempo productivo los 480 días productivos que te quedan, un poco más de un año.

Somos los responsables de nuestro tiempo, como lo invertimos o como lo gastamos y al final de nuestros días cosecharemos lo que hemos sembrado. Dentro de cinco años estarás donde hoy decidas estar, vivirás la clase de vida que tu mismo diseñaste.

Anuncios
ESTÁS DONDE TU QUIERES…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s